La actividad inmobiliaria se sitúa en niveles de 2004

  • Según el Índice Registral de Actividad Inmobiliaria (IRAI), único que fusiona datos de transacciones e hipotecas con las actividad del sector de la construcción e inmobiliario
  • La evolución anual durante el 2º trimestre se ralentizó hasta el 1,95%, un tercio del crecimiento de los dos trimestres anteriores

17.09’19.- El Colegio de Registradores elabora un trimestre más el Índice Registral de Actividad Inmobiliaria (IRAI), único que conjuga transacciones e hipotecas inmobiliarias inscritas en los Registros de la Propiedad (enfoque de la demanda) con la actividad mercantil del sector de  la construcción e inmobiliario (enfoque desde la oferta), dando por tanto una estimación completa de la actividad del sector.

                                     Evolución trimestral del IRAI y del IRAI suavizado con base 2003Actividad Inmobiliaria

El valor del índice se situó en 108,91% y el índice suavizado (libre de factores estacionales) en 105,38%, continuando con ello la tendencia creciente que experimenta dicho índice desde 2014. Por ello, se ha superado un trimestre más con claridad el nivel global de actividad inmobiliaria del año 2003, año base del IRAI, con niveles similares a los de 2004. Ello significa que la actividad inmobiliaria global en España de compraventas e hipotecas, conjuntamente con datos de las cuentas anuales de las empresas, nuevas constituciones y concursos de acreedores del sector, sigue siendo superior a la existente en 2003.

                                          Evolución anual del IRAI con base 2003 durante el 2º trimestre
Actividad Inmobiliaria

La evolución anual del IRAI durante el segundo trimestre fue del 1,95%, mostrando una marcada ralentización en el crecimiento, frente al experimentado en los últimos tres años, demostrando que la actividad inmobiliaria global creció un tercio de lo que lo hizo durante el trimestre anterior, acelerando la tendencia al menor crecimiento que se venía observando desde el cuarto trimestre de 2018.

Este crecimiento anual se apoyó en el área de propiedad, que creció el 2,3% y dentro de ella, fundamentalmente por el aumento del número de hipotecas. Con relación al área mercantil, el cecimiento fue mucho más moderado, del 0,76%, sustentado básicamente por el sector inmobiliario, es decir, de comercialización, ante la estabilización del sector de la construcción durante el trimestre.