Los registradores rechazan el tratamiento que se da a su imagen en la difusión de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid

24.05.’16.- Los registradores muestran su más absoluta disconformidad, aunque expresan su respeto, con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso en relación con una inscripción de novación hipotecaria dictada a instancia de una promotora inmobiliaria.

Los registradores aplican las disposiciones legales en materia arancelaria de acuerdo con los criterios establecidos por el Ministerio de Justicia, que en la sentencia de este caso concreto, recaída en recurso interpuesto frente a una resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado, han sido defendidos por la Abogacía del Estado.

El Colegio de Registradores manifiesta su malestar por el tono y difusión de la nota de comunicación del TSJ de Madrid sobre la citada sentencia, que en contra de su proceder habitual, realiza valoraciones y extiende los efectos de la resolución del Tribunal más allá del caso concreto resuelto.