Registro de Bienes Muebles

Registro de Bienes Muebles

¿Qué es el Registro de Bienes Muebles?

El Registro de Bienes Muebles es un Registro jurídico de titularidades y gravámenes sobre bienes muebles llevado por los Registradores de la Propiedad y Mercantiles, bajo la dependencia del Ministerio de Justicia.

Tiene por objeto la publicidad de la propiedad y de las cargas sobre bienes muebles, así como de cláusulas contractuales y sentencias en el caso de las condiciones generales de la contratación.

Al igual que en el Registro de la Propiedad se inscriben los bienes inmuebles, en el Registro de Bienes Muebles se inscriben los contratos sobre bienes muebles, es decir, bienes susceptibles de desplazamiento.

El Real Decreto 1828/1999, de 3 de diciembre, por el que se aprobó el Reglamento del Registro de Condiciones Generales de la Contratación y determinó la creación del Registro de Bienes Muebles entró en vigor el 23 de febrero de 2000

¿Qué secciones integran el Registro de Bienes Muebles y qué se inscribe en ellas?

El Registro de Bienes Muebles está integrado por las siguientes secciones, clasificadas por razón del objeto:

  1. Sección de Buques y Aeronaves: Aquí se inscriben las hipotecas navales, compraventas, leasing y cualesquiera contratos, anotaciones de embargo y demás gravámenes sobre buques y aeronaves.
  2. Sección de Automóviles y otros Vehículos de Motor: Es la Sección donde se inscriben los contratos de ventas a plazos, arrendamientos financieros (leasing), otros tipos de arrendamientos (como el renting) y cualesquiera contratos, anotaciones de embargo, demanda, o prohibición de disponer, y demás anotaciones preventivas o gravámenes sobre automóviles y vehículos de motor.
  3. Sección de Maquinaria Industrial, establecimientos mercantiles y Bienes de equipo: donde se inscriben las hipotecas mobiliarias sobre maquinaria industrial o establecimientos mercantiles, así como las anotaciones de embargo y otros gravámenes sobre tales bienes.
  4. Sección de garantías reales: En ella se inscriben las hipotecas mobiliarias y prendas sin desplazamiento sobre derechos de propiedad industrial e intelectual.
  5. Sección de otros bienes muebles registrables: Se incluyen los contratos y los gravámenes sobre otros bienes, como títulos de valores nominativos, participaciones sociales, licencias de pesca u otros de carácter administrativo susceptibles de transmisión.
  6. Sección del Registro de Condiciones Generales: En ésta se depositan las condiciones generales y se inscriben las sentencias judiciales que les afectan.

Dentro de cada una de las secciones que lo integran se aplicará la normativa específica reguladora de los actos o derechos inscribibles que afecten a los bienes, o a la correspondiente a las condiciones generales de la contratación.

¿Cómo se organiza el Registro de Bienes Muebles?

El Registro de Bienes Muebles se organiza en base a un Registro Central y Registros Provinciales.

El Registro de Bienes Muebles Central tiene su sede en Madrid en el Paseo de la Castellana, 44.

Los provinciales radican en los Registros Mercantiles de cada capital de provincia, además de en las ciudades de Ceuta y Melilla. Existen cinco registros más, que lo son sólo en cuanto a la sección de Buques y están integrados dentro de los Registros de la Propiedad de Motril 2, Ribadeo, Vigo 4, Cartagena 1 y Gijón 2

¿Cuál es el horario de apertura de los Registros Bienes Muebles?

El Artículo 19 de la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, en su párrafo primero, DISPONE:

“El Registro de la Propiedad y Mercantil estará abierto al público a todos los efectos, incluido el de presentación de documentos, de lunes a viernes desde las nueve a las diecisiete horas, salvo el mes de agosto y los días 24 y 31 de diciembre en que estará abierto desde las nueve hasta las catorce horas”.

¿Cómo se determina cuál es el registro competente?

La Ordenanza del Registro de Venta a Plazos de Bienes Muebles de 19 de julio de 1999 en su Disposición Transitoria cuarta dispone que el Registro de Bienes Muebles se ajustará a las siguientes reglas de competencia territorial:

Los buques construidos se inscribirán en el registro que corresponda a la provincia o distrito marítimo en que se hallen matriculados.

Los buques en construcción se inscribirán en el registro correspondiente al lugar en que se construyan.

Las aeronaves se inscribirán en el Registro Provincial de Bienes Muebles de Madrid.

Los automóviles en el domicilio correspondiente al domicilio del comprador o arrendatario.

Los establecimientos mercantiles se inscribirán en el Registro en cuya demarcación esté situado el local de negocio en que aquellos radiquen.

La maquinaria industrial y bienes de equipo se inscribirán en el Registro correspondiente al establecimiento mercantil al que estén afectos.

Los derechos de propiedad intelectual e industrial se inscribirán en el Registro Provincial de Madrid.

Los demás bienes muebles registrables en el Registro que determine la Ley o, en su defecto, en el correspondiente al lugar del domicilio del titular del bien.

Además de estas normas hay que tener en cuenta el artículo 9 de la Ordenanza para los casos que no puedan encuadrarse en las reglas anteriores. Así:

Será competente el Registrador de Venta a Plazos provincial que corresponda al domicilio del comprador o arrendatario en el momento de otorgarse el contrato. Cuando siendo varios los compradores o arrendatarios tengan distinto domicilio, podrá optarse por cualquiera de ellos.

La inscripción de cualquier modificación del contrato inscrito o su cancelación deberá hacerse en el mismo Registro en el que se inscribió el primitivo contrato.

Cuando la competencia no pueda determinarse por las reglas anteriores será competente el Registro del lugar de celebración del contrato y, en su defecto, el Registro Central.

Por último, según determina el artículo 4 del Reglamento del Registro de Condiciones Generales de la Contratación, las condiciones generales de los contratos, y los mandamientos y ejecutorias relativas a resoluciones judiciales se inscribirán en el Registro correspondiente al domicilio social o profesional del predisponente, o en su defecto al del establecimiento principal desde donde dirija y gestione fundamentalmente sus negocios.

¿Qué no se puede inscribir en el Registro de Bienes Muebles?

No son inscribibles los precontratos o los actos preparatorios de otros inscribibles. Tampoco cabe la inscripción de los actos o contratos sobre bienes no identificables. A estos efectos se considerarán bienes identificables todos aquellos en los que conste impresa la marca, modelo en su caso, y número de serie o fabricación de forma indeleble o inseparable en una o varias de sus partes fundamentales o que tengan alguna característica distintiva que excluya razonablemente su confusión con otros bienes. Tratándose de automóviles, camiones u otros vehículos susceptibles de matrícula, su identificación registral se efectuará por medio de aquélla o del número de chasis

¿El Registro de Bienes Muebles es un Registro público?

El Registro de Bienes Muebles es un Registro público para todo el que tenga interés legítimo en conocer su contenido. Se presume que tienen interés las personas o entidades que desempeñen una actividad profesional o empresarial relacionada con el tráfico jurídico de bienes muebles, tales como entidades financieras, abogados, procuradores, graduados sociales, auditores de cuentas, gestores administrativos y demás profesionales que desempeñen actividades similares, así como las entidades y organismos públicos y los detectives, siempre que expresen la causa de la consulta y esta sea acorde con la finalidad del Registro. Asimismo se presume que tienen interés quiénes sean parte en el contrato del cual nació el derecho inscrito.

¿Cuáles son los medios de publicidad en el Registro de Bienes Muebles?

La publicidad en el Registro de Bienes Muebles se llevará a efecto por medio de certificación o nota informativa.

La solicitud de notas simples sobre vehículos a motor inscrito en cualquier registro es posible a través de www.registradores.org.

Para solicitar certificaciones es necesario dirigirse al registro. La certificación podrá ser literal o en extracto. La certificación literal solo se expedirá instancia de autoridad judicial o administrativa o de quien justifique interés en la obtención de la totalidad de los datos registrados. El único medio de acreditar en perjuicio de tercero los derechos y garantías inscritos es mediante la certificación.

¿Qué es el Registro de Condiciones Generales de la Contratación?

El Registro de Condiciones generales constituye una de las secciones del Registro de bienes muebles.

La Ley de Condiciones Generales de la Contratación del año 1998 creó el Registro de Condiciones Generales de la Contratación asignando su llevanza a los registradores de la Propiedad y Mercantiles. Está encuadrado dentro del Registro de Bienes Muebles.

La Ley determinó la necesidad de que existiera al menos un Registro provincial por cada cabecera de los Tribunales Superiores de Justicia. Desde entonces hasta hoy, a través de dicho Registro, los registradores velan por la protección de los legítimos intereses de consumidores y usuarios, por la protección, en definitiva, de los intereses de cualquiera que contrate con una persona física o jurídica que utilice condiciones generales de la contratación. Este Registro permite dotar de mayor seguridad al tráfico jurídico privado y establece asimismo los medios necesarios para evitar el mayor número de litigios. Un Registro jurídico abierto, claro y transparente que en esta versión on line está ya a disposición de todos los ciudadanos de cualquier parte del mundo, a cualquier hora del día, es decir, 365 días al año y 24 horas al día.

¿Cuáles son los objetivos del Registro de Condiciones Generales de la Contratación?

Entendemos por condiciones generales de la contratación aquellas cláusulas contractuales que han sido redactadas unilateralmente por una de las partes del contrato predispuestas para ser incorporadas a muchos contratos. Son, en definitiva, condiciones en las que no ha habido negociación individual. No tienen por qué ser abusivas.

En la práctica, pese a las facilidades del sistema, no todas las condiciones generales que forman parte de contratos de adhesión están depositadas en este Registro. Su depósito es voluntario, salvo para sectores específicos de la contratación que el Gobierno pueda determinar.

En aquellos casos en los que se produce el depósito de las condiciones generales, es frecuente que quien las deposita, al celebrar futuros contratos donde las incluya, se refiera a su depósito en este Registro de CGC, sustituyendo su reproducción en los futuros contratos por una referencia a su depósito en el RCGC. Muchos usuarios que han suscrito un contrato conteniendo condiciones generales de contratación desconocen cuáles son exactamente las condiciones que les vincularán, pudiendo resultar imprescindible saber cuáles eran las condiciones del contrato, a qué les vinculaba, y cómo poder ahora desligarse y, en ese caso, cuáles serán las consecuencias. De ese modo, la letra pequeña de los contratos dejará de serlo.

Sentencias dictadas por los Tribunales declarando nulas algunas cláusulas que formaban parte de esos contratos en masa:

Son sentencias que tienen su origen en la demanda presentada por un particular afectado (acción individual) o por una organización de consumidores en representación de muchos particulares afectados (acción colectiva), y que, tras un largo periplo por distintas instancias, consiguen que la justicia les dé la razón.

Inscrita una sentencia firme esta tendrá efectos perjudiciales en otros procedimientos referentes a cláusulas idénticas.

Se pretende que con una sola sentencia que se pronuncie sobre el carácter abusivo de determinadas cláusulas puedan resolverse miles de reclamaciones, de modo que si posteriormente fueran utilizadas cláusulas abusivas idénticas a las declaradas nulas no sea necesario volver a litigar, siempre que se trate del mismo disponente. Por ello es tan importante publicitar mediante el Registro el contenido de dichas sentencias.

El carácter eminentemente jurídico de este Registro deriva de los efectos que la inscripción atribuye a la declaración judicial de nulidad de una cláusula abusiva que dejan de ser unos efectos entre las partes litigantes para proyectar su eficacia frente al resto de los consumidores españoles. Vid. en este sentido el artículo 221 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

El Registro contempla que, en aquellos casos en que inscrita la sentencia firme de nulidad se persista en la utilización de cláusulas declaradas judicialmente nulas como consecuencia de una acción individual o colectiva, el registrador pueda anotar la persistencia en la utilización de las mismas poniendo el hecho en conocimiento del Ministerio de Justicia.

El Colegio de Registradores de España a través de la versión on line del Registro (www.registradores.org) con una base unificada de datos para todo el territorio español, pretende dar difusión a un Registro hasta ahora infrautilizado, en parte por la escasa difusión que del mismo se ha hecho, lo cual esta evidenciado por la circunstancia de su desconocimiento por un importante número de operadores cuya actividad se inserta en la seguridad jurídica.

El acceso a través de Internet de manera instantánea y gratuita a una base de datos permanentemente actualizada permite su conocimiento rápido.